Me sentía incompleta, me sentía vacía. y no sabía lo que me pasaba.

solo tenía en mi cabeza que mi sueño era cantar en todo el mundo, llenar estadios y girar. Era muy buena pensando en los resultados. Y desconocía lo valioso del proceso. lo hermoso del proceso.

Mi proceso es sagrado, es la madre de mi creación como espíritu y humana.

Cada momento, cada persona, cada lágrima, cada risa, cada amor, cada desamor…cada canción, cada caída, y levantada, me han creado.

Pensé que tenía que cantar para vivir, cuando la vida me enseñó que debía vivir para cantar. También me enseñó que hay que vivir inspirados, para así poder hacer cualquier cosa desde el amor más puro.

Descubrí, que mi vida era mi medicina. que mi vida era mi inspiración, que mi vida era mi amor, que a ella tenía que amarla e inspirarla cada momento que pudiera. y así toda la energía que yo pusiera al universo sería auténtica, desde ese lugar de paz y ternura que hay en mi centro.

Descubrí, que no podía darle amor al mundo a través de una canción, a través de una obra de arte,  sin primero darme el amor más puro.

Descubrí que soy un espíritu maravilloso e invencible que cree que viene de la galaxia y también tiene una madre en otro planeta, como también descubrí…que  soy una humana,  vulnerable… hermana de todos los humanos que estamos aquí enfrentando nuestra luz y oscuridad.

Descubrí que soy feliz sola.. en compañía de mi inner child. y mi espíritu. Con la plena certeza de que jamás estoy sola. porque todos estamos conectados entre sí, y hay poderes galácticos que nos conectan a cada uno de nosotros a través del amor.

Y descubrí, que amo a la gente, mirar su sonrisa, su luz, su energía…sus dones.  sus sueños.

Descubrí que amo besar, abrazar…del alma. porque luego de años sin abrazarme a mi misma, cuando finalmente ya me   puedo abrazar, quiero compartir este amor con todos.

Descubrí que amo lo profundo, hasta el punto de volverme loca. si… es un viaje.

y descubrí que amo lo simple,

esa magia que solo pasa ,  que no se puede explicar con lenguajes de la tierra.

Descubrí, que la magia no se toca, no se lee , no se dicta, la magia…

 la magia se siente. Ella es tan pura y asombrosa que no existe forma física que dimensione su tamaño y belleza.

ella es infinita como nosotros.

Amo a mis humanos

amo a mis galácticos

y somos uno.

con amor,
eüri.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *